Ir al contenido principal

Diy: transformación y decapado de un mueble

El otro dia encontraba esta frase de Coco Chanel que decía:
"Si has nacido sin alas, no hagas nada por impedir que te crezcan"
Y me pareció la frase perfecta para empezar el primer post del 2017; un año que pretendo llevar a cabo un montón de propósitos, de proyectos, de sueños, de Diy´s y que además quiero compartirlos con todos vosotros.

El post de hoy es bastante especial: es la increíble transformación del mueble de mi salón. 


Cuando compramos este piso, tuve la grandísima suerte de poder entrar de un día para otro, ya que tenía todas las habitaciones amuebladas. El problema, por así decirlo, es que el estilo de la decoración no era la que más me gustaba. 

Así que decidimos cambiarlo por completo. Y cuando le tocó el turno al salón, miraba el mueble sin saber muy bien qué hacer: se trata de un armario de madera de roble, de tamaño  considerable y estilo clásico. 

Después de ver muebles de salón, de mirar tamaños, modelos y precios y valorarlo todo, llegamos a la conclusión que podíamos transformar el mueble con pintura. Y no os mentiré: había hecho mis pinitos con algún mueble pequeño y no sabía si estaba a la altura de los acontecimientos. 

Así que aproveché mis vacaciones, pues sabía que necesitaba tiempo para hacerlo tranquilamente. Había visto trabajos que me dejaban con la boca abierta, pero claro, por mi inexperiencia con la restauración de muebles, tenía un poco de recelo.

Pero finalmente os diré que el resultado es asombroso, y que la transformación ha sido radical. Ahora mi mueble bien puede confundirse con cualquiera que sale en algún tablero de decoración de Pinterest.

Para este proyecto, confié en la pintura y la cera de Auténtico Chalk Paint. Es su página tenéis todos los colores que podáis imaginar y ademas, tenéis videos y tutoriales para poder seguir los pasos correctamente y resolver dudas si las tenéis. 

Os voy a enseñar el mueble antes del cambio porque claro, no estáis viendo cómo era antes. 







Me ha costado un poquito hacer las fotos porque no tenía perspectiva, pero creo que con esto,  os hacéis una idea de cómo era antes de la transformación. 


Para este Diy, necesitamos medir el tamaño de nuestro mueble para saber cuánta pintura necesitamos. En mi caso, para este mueble de casi tres metros de largo por dos y medio de alto, usé dos botes de pintura de un litro cada uno de Auténtico Chalk Paint Vintage Blanco Antiguo. 

También usé un bote de cera Auténtico White Chalk para proteger el mueble, aunque ya os lo cuento más adelante. 

Necesitaréis también un par de guantes de médico, cinta de carrocero, un taco de lija, lana de acero, varios trapos y amoniaco. 


Pues vamos a empezar por lo primero, que es limpiar en profundidad nuestro mueble.  Para ello, usamos un trapo humedecido en agua con amoniaco para quitarle el polvo y cualquier resto de suciedad que tenga.

Después hay que cubrir el suelo y paredes con un plástico cubretodo o bien con papel de periódico; las paredes siguen el mismo camino, podemos poner plástico fino pegado con un poco de cinta de carrocero. 




Ahora vamos a fijarnos en esos elementos que hay que tapar como pomos (con cinta carrocero) o retirar cerraduras (con la ayuda de un destornillador). Si te pasa como a mi que tenía muchas puertecitas y debía retirar un montón de cerraduras, las fui quitando y las fui colocando en una mesa adyacente por orden (así no hay problema a la hora de volver a ponerlas en su sitio). 









Y a continuación viene la parte divertida: pintaaar!!!!!

Escogí Autentico Chalk Paint porque es una pintura cuya principal característica es que contiene un porcentaje elevado de tiza, y por lo tanto, la hace especialmente adecuada para pintar objetos decoativos, muebles, etc. Otra de sus virtudes (para mi la más importante) es que, en la mayoría de los casos no necesita lijar ni imprimar. Si, si, como lo oís; parece increíble pero es cierto. 

Además, es una pintura al agua, de acabado mate, respetuosa con el medio ambiente, sin plásticos, y que la podéis encontrar en una gran cantidad de colores monísimos.  ¿Qué más se puede pedir?

Y os voy a hablar de algo muy importante: las brochas. Podéis pintar usando pinceles o bien aplicar la pintura con rodillos. No conseguimos el mismo efecto pintando con unos o con otros así que pensad bien cual quereis que sea el resultado a obtener. 

Mi idea era conseguir un mueble lo más parecido a lo que encontraríamos en casa de tu tatarabuela: un poco desconchado, con la pintura rugosa y con un acabado desigual. Así que opté por pinceles. 

Si prefieres un acabado menos natural, más liso,  y por lo tanto, más profesional, compra unos rodillos de varios tamaños, en función de lo que vayas a pintar. 

Para pintar cualquier superficie, siempre hay que hacerlo de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo. Así la veta de la pintura se verá más bonita y el resultado será mejor. 

Así que  nos ponemos manos a la obra. Vamos a dividir el proceso en cuatro pasos. 

Primer paso: primera capa de pintura. 





Una vez acabada la primera capa de pintura, esperamos dos horas para que seque completamente. 

Antes de darle una segunda capa al mueble, me di cuenta que al tener tantas hendiduras y formas curvas, quería aprovechar a meterle un color en las mismas. Y escogí un amarillo tostado. 







Segundo paso: segunda capa de pintura. 

Le aplicamos la segunda capa. Sobre lo que os acabo de comentar de este nuevo color, no importa que quede parcialmente tapado. Está hecho a posta. El efecto queda superbonito y a mi me gusta mucho.





Una vez finalizado este proceso, volvemos a dejar secar unas horas. Lo ideal es dejar una noche entera para que el mueble absorba del todo la pintura. 

Tercer paso: lijar

Ahora viene la parte difícil y donde os aseguro que sudaréis la gota gorda: lijar. 

Te recomiendo que empieces por el taco, para retirar la pintura de las esquinas, bordes y recovecos. La lana de acero es perfecta para las superficies más lisas. Eso si, mancha!!! así que cuidadito si lo que quieres es que no se altere el color del mueble. A mi ese efecto manchado me gusta mucho porque parece más auténtico y real. 





Insistí en las líneas curvas porque es donde mejor se ve el efecto vintage. Lo ideal es que el decapado sea lo más natural posible, como si el mueble hubiese sufrido la pérdida del color por el paso del tiempo. 

Cuarto paso: encerar.

El siguiente paso es encerar. Antes habrá que limpiar muy bien el mueble para retirar la suciedad y polvo de la superficie lijada. 
Para el encerado le damos con un trapo por todo el mueble con la Cera Auténtico Clear Max. Con esta cera protegemos el mueble, a la vez que lo nutrimos y le damos el acabado perfecto. Hay varios tipos de colores de cera, según qué acabados queramos conseguir, así que tendréis que tenerlo en cuenta.

Después, pasamos un trapo limpio para terminar de pulirlo. 

Ahora os enseño cómo ha quedado el mueble. 







Después, retiramos la cinta de carrocero de los pomos, colocamos las cerraduras de nuevo y decoramos al gusto. 😍

Fue un auténtico placer poder decorar paso a paso el mueble. Os enseño las fotos. 












Os aseguro que el resultado es increíble: el mueble tiene un color precioso, mate, de acabado aterciopelado y el cambio sorprende bastante. 
Además, no estaba segura de poder hacerlo sola y lo conseguí sin ninguna dificultad. Es una pintura de muy fácil uso y con la que podéis decorar cualquier mueble o elemento.
Yo estoy superfeliz con el cambio y desde este "tuneo" me atrevo con cualquier cosa jajajaja 



¿Habéis probado a transformar algún mueble? ¿Os gusta el resultado?
Desde aquí os animo a que probéis y si hacéis algún Diy como este, me contéis que tal os ha ido.  

¡¡¡¡¡Un beso enooormeeee!!!!

Comentarios

  1. hola , vengo de facilísimo a felicitarte por el lindo trabajo, menudo cambio. Yo también quiero pintar una alacena con la misma pintura pero utilizando rodillo, ya me animaré.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A que es increíble el cambio? ni yo misma lo creía cuando terminé de pintar... Te animo a que pruebes y ya me contarás... Muchas gracias y un besito!!!

      Eliminar
  2. Te ha quedado espectacular. Te da un subidon de autoestima cada vez que lo ves.... Jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja da tanta alegria ver el cambio que casi ni me acuerdo de como era antes!! Me alegro que te guste y muchas gracias por pasarte!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Diy: como reciclar pulseras y hacer un atrapasueños con ellas

A veces no sabemos qué vamos a hacer con tanta bisutería que ya no nos ponemos. La tenemos guardada por si acaso, pero también sabemos que ese "por si acaso" nunca va a existir. Esto es lo que me pasaba a mi con la media docena de pulseras rígidas que tenía guardaditas en el último cajón del armario. 
Así que se me ocurrió reciclarlas y convertirlas en bonitos colgantes de atrapasueños .


Os cuento qué necesitamos para este diy tan sencillo: Una pulsera por cada colgantecinta de polipielsilicona calientehilo de algodóncinta de piel rústicaun par de anillascadena dorada envejecida o cinta para colgar¿Cómo hacemos la transformación?
Cogemos la pulsera y vamos enroscando la cinta a la vez que la vamos tensando y aplicando silicona sobre la misma. Lo vemos en las siguientes fotos. 




Cortamos el sobrante si lo vamos a necesitar. Y el resultado es el siguiente.

Fácil ¿no? 
Ahora, con el hilo de algodón hacemos un nudo simple

Es el momento de prestar un poco de atención, pero ya veréis que se…

Diy: como hacer la puerta de Ratoncito Pérez

Muchas de las manualidades que hago son creadas para adultos, pero eso no significa que de vez en cuando pensemos en los peques más peques de casa, concretamente si les están cayendo los dientes.
Hoy os presento la forma de hacer una puerta de Ratoncito Pérez taaan taaan fácil que antes de acabar de leer este post, estaréis haciendo una igual. Prometido. La podéis hacer vosotros mismos y en un par de horas la tendréis lista para que el señor Pérez pase por vuestro hogar. 😀🐭



una bandeja de fruta o de verduraslápiz y gomacolores acrílicoscútercartulina del color que queráisgoma eva de color verde, marrón y rosarotuladorespistola de siliconapalitos de brochetaun par de muelles de bisuteríaun charm de color cobre
Empezamos dibujando la puerta en la lámina de porexpán. Aquí cada uno que dibuje lo que más le guste; yo escogí una puerta envejecida de madera y piedra. 


A continuación cortamos con el cúter el contorno.


Tras recortar, pintamos. Primero le di una capa de color básico y tras eso…

Diy: customizar un vaquero con parches

¿Te acuerdas cuando se llevaban los parches allá por los años 90? ¿Ese estilo "grunge" donde las aplicaciones sobre la ropa eran las protagonistas de la época? ¿Ese "más es más"? Sí, queridos amigos, ha llovido mucho desde entonces, pero como todo en la moda vuelve, los parches se han recuperado para quedarse.  Eso sí, vuelven en una versión más depurada. 
Ya sabéis que a mi me gustan las prendas diferenciadas y al aplicarles parches tenemos la oportunidad de transformar una prenda básica en otra distinta. Podemos encontrarlos para todos los gustos, tamaños y motivos, y son fácilmente adaptables a cualquier estilo que llevemos. Además tenemos la suerte que podemos encontrarlos en la versión "Do it yourself" para poder personalizar nuestra propia ropa. Así que no lo dudéis más y pongámonos manos a la obra.
Hoy os enseño cómo embellecer un vaquero con parches. 


Vamos a necesitar básicamente un vaquero, varios parches y aguja e hilo. 

Antes de contaros cómo…